X

/ Animales

Octubre 25

Visitas : 74161

“El océano está roto”, relato de un marinero en su viaje al mar

El marinero aun está tratando de asimilar el horror que encontró en su último viaje en barco.
w1200_h678_fmax

El marinero Ivan Macfayden relata la colosal desilusión que experimentó en su último viaje por lo océanos de Australia, Osaka, Japón, Nueva Guinea y Estados Unidos. Un testimonio devastador sobre cómo los mares están siendo destruidos por el hombre… Y nadie parece estar haciendo nada al respecto.

“Fue el silencio lo que hizo a este viaje distinto de todos los anteriores”, apuntó Macfadyen para el Herald. “El viento todavía azotaba las velas y chiflaba en las escotas. Las olas aún rompían contra el casco de fibra de vidrio. Y había muchos otros sonidos… Pero lo que faltaba eran los alaridos de los pájaros que, en viajes previos, habían rodeado al barco. Los pájaros faltaban porque los peces faltaban”.

Exactamente diez años antes, el marinero Macfadyen había veleado exactamente el mismo curso desde Melbourne hasta Osaka, y lo único que tenía que hacer para pescar era tirar una línea con carnada.

 Esta vez, en esa gran porción del océano, el total de peces que pescamos durante 28 días fueron dos”, apuntó. “Sólo la desolación del océano rodeó nuestro barco mientras recorríamos un mar fantasma”.

Después de esto, al norte del ecuador, arriba de Nueva Guinea, los marineros vieron un gran barco pesquero trabajando en un arrecife a la distancia.

Estuvo ahí toda la noche y todo el día. Y en la mañana nos dimos cuenta que habían mandado un bote de motor hacia nuestro barco. Obviamente me preocupé. Estábamos desarmados y los piratas están por todas partes en esas aguas. […] Pero no eran piratas, o al menos no en el sentido convencional. El bote llegó a nosotros y los malayos nos ofrecieron cinco bolsas de azúcar llenas de pescado. Era pescado bueno, grande, de todos los tipos. Algunos estaban frescos, pero algunos evidentemente habían estado en el sol por algún tiempo.

Les dijimos que no podíamos comer todo ese pescado, sólo éramos dos, sin lugar donde almacenar todo eso. Sólo se encogieron de hombros y nos dieron que los tiráramos por la borda. Que eso es lo iban a hacer de todas maneras.

Nos dijeron que esa sólo era una pequeña fracción de la pesca del día. Que ellos sólo estaban interesados en el atún y que para ellos todo lo demás era basura.

Macfadyen pensó en todos los barcos como ese, que se están acabando el océano poco a poco. Con razón el mar está muerto. Con razón sus líneas con carnada no pescaron nada. No había nada qué pescar. La historia continuó empeorando mientras avanzaban desde Osaka a San Francisco.

Cuando dejamos Japón, se sintió como si el mar estuviera en sí muerto. Casi no vimos cosas vivas. Vimos una ballena que estaba dando vueltas en la superficie con lo que parecía un gran tumor en su cabeza. En mi vida he recorrido muchas millas en el océano y estoy acostumbrado a ver tortugas, delfines, tiburones y grandes parvadas de aves de caza. Pero esta vez, por 3 mil millas náuticas no había nada vivo que ver.

En lugar de vida había basura en volúmenes impresionantes. Parte de ello era el debris del tsunami que atacó a Japón hace un par de años. La ola levantó una cantidad inconcebible de cosas y las llevó al mar. Y ahí siguen, en todas partes a donde volteas.

Macfadyen y su hermano encontraron nudos gigantes de cuerda sintética, hilo de pecar y redes; millones de pedazos de espuma de polietileno; manchas de petróleo y aceite; postes de luz con todo y cables que fueron arrancados por el tsunami; botellas de refresco; contenedores gigantes flotando en la superficie; una chimenea de una fábrica; y mucho más cosas. Tantas que no podían encender su motor por miedo a enredarse con algo si lo hacían.

“Estábamos serpenteando alrededor de toda la basura. Era como velear en un pozo de basura”.

De regreso en New Castle, Ivan Macfadyen aún está tratando de asimilar el horror que vivió en su viaje. “El océano está roto”, dijo.

Reconocer este problema es una tarea vasta, y parece que ninguna organización o gobierno tiene interés en hacer algo al respecto. Macfadyen panea convocar a ministros del gobierno, esperando que ayuden. Más inmediatamente se acercará a los organizados de competencias marítimas de Australia para que enlisten marineros en un plan internacional que utilice marineros voluntarios para monitorear el debris de la vida marina.

También en Ecoosfera: Cómo ayudar al océano desde tu casa

Comentarios

  1. Las profecias del apocalipsis deben cumplirse es un mensaje claro para todos aquellos que dudaron de las escrituras.

  2. El estado en el que se encuentra la naturaleza refleja, de algún modo, el estado de la mente del ser humano.

  3. Uma Uma says:

    Deberían poner más atención a la manera en la que escriben, hay varios errores de dedo, aguas, la escritura debe ser limpia y excelente, y más si son un medio de comunicación que está al alcance de todos.

  4. DR. LUIS ACEVEDO says:

    IMPRESIONANTE EL RITMO DE DEVASTACIÓN DE LOS RECURSOS NATURALES POR LA FALTA DE CONCIENCIA Y RESPONSABILIDAD DEL HOMBRE QUE NO ENTIENDE QUE DESTRUIR LOS ECOSISTEMAS ES DESTRUIR EL PLANETA Y NOSOTROS MISMOS.

  5. Alba leonor pinzon c says:

    Es triste enterarse de estas situaciones, pero valga la pena su viaje para senciblizar al mundo de lo que estamos haciendole a NUESTRO MUNDO, es lo unico que tenemos debemos hacer algo.

  6. David Jara says:

    En el 5to párrafo ese “Ecuador” se escribe con minúscula (ecuador) al ser la linea que hace referencia y no el país.

  7. fernando recuero says:

    Todo los gobiernos deben ponerse de acuerdo en legislar sobre las aguas internacionales y controlarlas. Cada persona debe exigirle a su “político cercano” que comiencen a tratar este tema

  8. Graciela Delamer says:

    Que pena me dán quienes se fijan en la calidad de la escritura,cuando se está informando de un tema tan grave y urgente para nuestro planeta y quienes lo habitamos.Entiendo que la escritura es muy importante, pero este tema lo es aún más. Me entristece la indiferencia.

  9. Leí el articulo y luego los comentarios,y me es fácil comprender porque se esta en esta situación. Mientras unos critican la escritura, otros se amparan en escrituras y apocalipsis, y nadie pregunta que se puede hacer para solucionar esto. Si es que aun se puede revertir la situación. Aunque a mi entender, el daño esta hecho ya. Y, por desgracia para nuestro planeta, estas son las soluciones que toman,también, organismos y gobiernos. Desviarse del problema principal, y echarle la culpa a Dios o al vecino de al lado. Muy lamentable y seguramente esta nota se perderá como tantas otras, sin que nadie la tome en cuenta.

  10. PATITA says:

    Basura????
    Basura y tanta gente muriéndose del hambre, que tipos tan miserables, están pensando que el dinero les llueve. Dios quisiera verles la cara.

  11. pedro says:

    Nos estamos cargando el planeta,pero claro,mientras cada uno este a gusto con el presente,que importa el futuro ?? Ale los correctores,buscad tambien faltas de ortografia aqui.

  12. Eddie says:

    Mientras el hombre no se libere de toda la mierda que tiene en la cabeza, haciendo un esfuerzo enorme, solo hará que esparcirla a los cuatro vientos. El oceano, la montaña y los demás seres sufrirán las consecuencias. Es lo que hay

  13. eric says:

    para poder emepzar a discutir deberia dar el ejemplo siendo vegetariano porque despues va a un restaurante y pide pescado o bien va y compra atun enlatado!

  14. Alfredo says:

    Se deberian fijar en todos los muelles del Pais, la cantidad de personas que se dedican a pescar, cria de todo tipo y la dejan secar en donde estan, se quedan 1, 2 horas y despues se van tirando todo esa cantidad de cria que pescaron!!

  15. Marcela says:

    Me siento abrumada por el modo de vida y los supuestos valores siguen siendo…consumo, luego existo, personas muy instruídas, gente con altos niveles académicos, ellos se llaman “alguien” con relación a los “nadies” que no ostentan títulos académicos……..me entristece el sin sentido de tantos libros tragados y la vanidad que resulta de ésto, vanidad premiada con galardones por toda la sociedad…mientras la VERDAD, la Tierra, el Agua, El Aire, están sufriendo de olvido y maltrato, al igual que la Mujer, maltratada, abusada y saqueada. La necedad, la maldad y la inconcienca están destrueyendonos, a TODOS!! El ser Humano está tan enfermo y loco, lamentablemente, quienes tienen el poder en la sociedad son los más ciegos!!!

  16. JUAN CARLOS says:

    El sistema mercantilista y monetario que rige en el planeta quiere y de hecho maneja todo, y son un puñado de personas, a las que habrían que mantenerlos 6 meses comiendo billetes y oro.

  17. Albert f says:

    Todos sabemos de sobra que el gobierno nunca hará nada al respecto. Es triste, el mundo está muerto. Como todos vamos viendo cada vez más los canceres se extienden entre la población de forma más rápida, yo por si a caso e dejado de comer tanto pescado, no me fío de comer de un sitio donde la radiación predomina por los contenedores de uranio submarinos y los accidentes de Fukushima. Sólo como pescado del rio que pasa por mí pueble del que estoy completamente seguro que ninguna empresa lo usa de basurero.

  18. pendrive says:

    No le creo nada. Sensacionalismo.

  19. Rodrigo Antunez says:

    Gente! La verdad que dan mucha pena, critican los errores de ortografía en lugar de ver el contenido que tiene la nota… Pueden haber errores, los tiene cualquiera.. lo que no puede haber es tanta cantidad de mugre en el mar, tanta contaminación y tanto abuso de pesca… Cuantos de los que critican la ortografía cuidan de no tirar basura? o ven una botella en la playa y la levantan? Esos son los HORRORES humanos que no deben pasar, la ortografía….. Ja, cuando no tengas que comer vamos a ver que mierda escribis….

  20. Rodrigo navarrete says:

    “No le creo nada. Sensacionalismo.”

    Sigue viviendo en tu mundo de fantasía, pero durará poco y te econtrarás con la realidad que tapas con el dedo. Después no te quejes que ni agua tendrás.

  21. MIQUEL MONTSERRAT says:

    Me ha conmovido… Reusmiendo ésa famosa frase: Cuando nos lo hayamos cargado todo, nos daremos cuenta que el dinero no se come.

  22. betania says:

    Pobrecito ingles

  23. cristian says:

    hola GUILLERMO:
    DESAFORTUNADAMENTE LA MAYORÍA CUIDA EL RANCHO DONDE VIVE, Y LO DEMÁS NO IMPORTA, BASTA CON MIRAR Y CONTABILIZAR LA BUROCRACIA QUE HAY PARA LA SOLIDARIDAD!!!

  24. daniel says:

    Para mí, la culpa del debris la tiene Nelson Castro.

  25. B Agüero. says:

    El relato del señor Ivan Macfayd me parece una ventana hacia un espacio que la mayoría de personas de nuestro planeta desconoce, el océano abierto. Brinda ademas una explicación al hecho de que los precios del pescado sean elevados, de otra forma, como explicar que en un país diminuto, donde se puede recorrer de un océano a otro en menos de cinco horas, el pescado no forme parte de la dieta habitual de los costarricenses?…en nuestro país deberíamos poder comprar pescado fresco a un bajo costo en cualquier pulperia, deberia ser la comida tipica. Sin embargo, seguimos regalando nuestros mares a los grandes pesqueros que exportan el alimento o nos lo venden enlatado…eso hasta que se acabe….

Escribir un Comentario

 

Notas Relacionadas

NOTAS RECOMENDADAS

NOTAS MÁS VISTAS

Recetas vegetarianas

Eco dispositivos

Alimentación

Suscríbete

Powered by
Easy Automatic Newsletter Lite v2.7.2

Colaboradores