¿Quién decide lo que comes? La industria alimentaria está secuestrada

Elegir lo que comemos es nuestro derecho como consumidores; entérate de las compañías que aglomeran la mayor participación de mercado y determinan las políticas de lo que consumimos.

¿Quién decide lo que comes? La industria alimentaria está secuestrada

grow

(Haz clic en este enlace para ampliar la imagen)

La consolidación de los grandes productores de comida durante el siglo XX les permite hoy en día el tener un gran poder dentro de las discusiones de nuevas leyes, así como ser la única fuente de ciertos tipos de alimentos consumidos al menos en Estados Unidos.

Se estima que uno de cada tres dólares que se gastan en comida en ese país pasa por Wal-Mart; en las supertiendas, productores como Monsanto, Tyson, Nestlé, Kraft, Cargill o McDonald’s tienen un mercado seguro que suma miles de millones de dólares al año. Son ellos los que tienen la última palabra en la política alimentaria. Hoy en día, las leyes le permiten a estas empresas hacer pasar intereses comerciales por intereses políticos a expensas de los consumidores y de la idea misma de democracia.

Las 10 compañías más grandes de comida rápida controlan el 47% de todo el mercado. Juntas, estas industrias pueden modificar brutalmente las economías locales: el fin de las tiendas de abarrotes y de las microeconomías de autoconsumo.

Los ejemplos pueden extenderse a todas las industrias: apenas cuatro compañías gigantescas procesan el 80% de la carne de res, y solamente cuatro distribuidores alimentan el 50% de las tiendas donde se compra carne. Pero la realidad es que la industria de la comida gastó unos $40 millones de dólares al año cabildeando con el gobierno federal en 2011; y la industria biotecnológica (dentro del rubro donde opera con toda impunidad Monsanto) ha gastando más de $500 millones de dólares en campañas y contribuciones políticas desde 1999.

A raíz de esto fue que la “Ley Monsanto” (que exime a los productores de diferenciar la comida genéticamente modificada de la no modificada a través de etiquetas) aprobada recientemente haya abierto camino para dos leyes que el presidente Obama aprobará el próximo verano, el Trans-Pacific Partnership y el Transatlantic Free Trade Agreement, acuerdos comerciales que benefician primero los intereses corporativos y financieros que los de los consumidores.

Probablemente la resistencia de las microeconomías no derrote al gigante corporativo, pero al menos en nuestra vida diaria podemos elegir conscientemente aquello que queremos comer y aquello que no, sabiendo que hay alimentos que no hacen bien ni a nuestro cuerpo ni a la economía macro.

[AlterNet]

Mostrar Comentarios

Comentarios

  1. Dos cosas:
    1 – Te dejas la vista si quieres saber qué productos pertenecen a cada empresea, el que ha publicado el articulo no tiene mucho interés en que la gente sepa.
    2- Lo poco que he podido ver son na mas que guarrerias, chocolatinas y chuches. Si eso es lo que decides comer te mereces to lo que te pase.

  2. La verdad si es muy triste que por años hemos sido consumidores de estos productos chatarra, yo tomaba diario coca cola y llevaba a mi hija al mac donalds hasta que una vez se enfermó y tratamos de comer mas sano, no deja uno de caer y comprar en estos centros algunos de estos productos que debe uno tener visualizados para no adquirirlos. Gracias por la informacion.

  3. A mi modo de ver, la única forma de combatir este problema y deterno un poco, es comprando conscientemente y desistiendo de los productos chatarra, comidas listas empacadas. Hay ser un poco más exigente y no ayudar a que estas empresas monopolicen la venta y producción. HAy que ser crítico a la hora de comprar y consumir. De lo contrario ellos harán con los consumidores lo que quieran y cada vez será más difícil detenerlos. Yo por mi parte no compro ni Cococola ni productos Nestlé y evito al máximo los otros.

  4. lo primero es la informacion a la poblacion de la existencia de estos asuntos, y buscar crear conciencia de lo que esta sucediendo, y entonces ya informados, podremos decidir si seguimos con los habitos cosumistas practicos o consumir informadamente, y por salud

  5. Esta muy claro quienes son las grandes corporaciones en alimentos como consumidor tu decides ,comprar local no es posible a menos que vivas cercanamente a una zona agrícola mas si vives en una ciudad donde todo se trae de la central de abastos, la otra alternativa es tener tu propio huerto,que haces cuando buscas llevar una alimentación sana y adecuada,el consumo de granos como frijol , maíz y trigo estos productos si los buscas orgánicos son escasa sus venta ademas de tener precios no accesibles a todos los bolsillos, México su dieta gran parte esta basada en frijol y maíz,por que no abría de buscar que haya una mejor regulación por parte de las autoridades por ejemplo etiquetado de productos no modificados geneticamente.

  6. ” … la “Ley Monsanto” (que exime a los productores de diferenciar la comida genéticamente modificada de la no modificada a través de etiquetas) …”
    Exime pero no prohibe.. es decir, que aquellos productos frescos, orgánicos, no modificados.. pueden (y deberían) llevar una etiqueta identificatoria.

  7. Espero que puedan etiquetar los vegetales para diferenciarlas, Asi podre elejir entre la fruta tansgenica y una fruta podrida y/o en mal estado.
    Mi salud? ningun peligro.
    Pseudociencias cero.

  8. 1.- La industria de la comida procesada no es la única opción de comida, todos pueden decidir comer otra cosa (alimentos frescos).
    2.- El culpable del éxito de estas prácticas no es nadie más que el consumidor, que en su ignorancia y comodidad le dio preferencia a estos alimentos, sin nunca ponerse a pensar en su salud.
    3.- Quejarse de estar corporaciones es irrelevante, lo importante es modificar el consumo. Es más sencillo que pelear en cortes o imponer regulación. Compren fresco, compren orgánico, compren local, compren de temporada. En poco tiempo el cambio de hábitos podría revertir el estado de esta industria.

Deja un Comentario

 


¿Es este el espeluznante legado de Monsanto? (FOTOS)

Y pese a los esfuerzos de varias organizaciones no gubernamentales para detener las consecuencias devastadoras, los productos de Monsanto continúan fabricándose y expandiéndose por el mundo

¿Es este el espeluznante legado de Monsanto? (FOTOS)

Monsanto, nombre que se ha relacionado con numerosos problemas ambientales, enfermedades y mutaciones, es una empresa estadounidense que se especializa en biotecnología agrícola. Desde 1901, sus productos, principalmente sus químicos y alimentos genéticamente modificados, han impactado tanto en el medio ambiente como en el bienestar humano y animal.

Entre los productos de Monsanto con mayor polémica e impacto ambiental en el mundo es el plástico con base en fibras sintéticas y poliuretano, pues estudios han demostrado que es un factor desencadenante de enfermedades como el cáncer y de destrucciones de hábitats naturales. Inclusive, de acuerdo con varias investigaciones, los habitantes cercanos a los campos con herbicidas de Monsanto, son actualmente víctimas de diferentes tipos de cáncer, desordenes cutáneos, supresión inmune, anemia, diabetes, problemas de hígado, etcétera.   

Y pese a los esfuerzos de varias organizaciones no gubernamentales para detener las consecuencias devastadoras, los productos de Monsanto continúan fabricándose y expandiéndose por el mundo; tales como Dioxin, Glifosato, PCB, entre los más conocidos.

Como un llamado de consciencia, el fotógrafo Mathieu Asselin logró documentar la historia controversial de Monsanto: sus fotografías han capturado durante cinco años los paisajes destrozados por la toxicidad de esta empresa. En su proyecto Monsanto: A Photographic Investigation, el autor expone lugares como Anniston (Alabama, Estados Unidos), Sauget (Illinois, EE.UU.) y Argentina, así como anuncios antiguos, memorias y recortes de periódicos denunciando sus venenos: 

La parte más escalofriante es que, aún en la actualidad, no tenemos todavía una idea clara acerca de cómo los problemas de salud de la población van a evolucionar, y mucho menos se conocen los efectos que tendrán en las generaciones del futuro. Y este es un patrón que en las etapas tempranas se han repetido con los OGM. Es simplemente que no sabemos cuáles serán las consecuencias de la manipulación genética a largo plazo o a mediano plazo. […] Pero Monsanto va un paso antes al modificar genéticamente las semillas como el maíz, el algodón, la caña, alfalfa, soya, para que sean resistentes al Roundup (cultivos tolerantes al glifosato) llamado Roundup Ready Seeds. Las consecuencias en humanos se han mostrado en lugares como Argentina, donde gran parte de la población que vive cerca de estos cultivos rociados con estos herbicidas han desarrollado diferentes tipos de problemas de salud, entre ellos malformaciones de los recién nacidos similares a los niños en Vietnam contaminados con Dioxin (el químico más poderoso que ha sido creado por el hombre, y el componente principal del Agent Orange). […] Como pueden ver, muchos de los productos de Monsanto se construyeron en lo que llamé una cascada de fracasos exitosos. La comercialización de estas fallas ha tenido una estrategia exitosa de trabajo para esta empresa estadounidense. 

Primeras semillas de OGM de Monsanto, 1996 Poca River, West Virginia Poca River, West Virginia 2012 Poca River Basin, 2012 Lee Roy Muck, sobreviviente de cáncer Amber Beller sosteniendo fotografías de su madre, quien fue víctima de cáncer como un númer anormal de otros habitantes en Poca River Antigua fábrica de Monsanto, 1936 Heather Bowser, nació con deformaciones ante la exposición prenatal del Agent Orange de Monsanto

Mostrar Comentarios

Comentarios

Deja un Comentario

 


Esta empresa convierte los desperdicios de comida en trabajo y apoyo para los más necesitados

Community Shop utiliza la comida desperdiciada y las vende en un ambiente típico minorista (específicamente en personas desempleadas o con alguna dificultad financiera).

Esta empresa convierte los desperdicios de comida en trabajo y apoyo para los más necesitados

¿Alguna vez te has preguntado qué sucede con la comida que los supermercados no pueden usar por errores de etiquetado o por haber pasado la fecha límite de consumo? Normalmente, se tira; lo cual termina por afectar tanto al medio ambiente, a la economía de un país como a una población en condiciones de pobreza extrema.

Pocas empresas han intentado reducir las consecuencias negativas de este desperdicio masivo de comida; entre ellas se encuentra Community Shops, en Londres, la cual convierte los desperdicios de comida en comida costeable, en internships y desarrollos de habilidades.

Esta empresa modelo utiliza la comida desperdiciada y las vende en un ambiente típico minorista (específicamente en personas desempleadas o con alguna dificultad financiera). Los precios se encuentran hasta en un 70 por ciento menor de los precios ya de por sí minorista, mientras que los miembros se pueden inscribir para recibir servicios de apoyo, tales como talleres para cocinar, escribir, administración o entrenamiento para alguna carrera.

El modelo de esta empresa pretende evitar el impacto negativo de las tiendas minoristas y mantenerse enfocado en el apoyo a la minoría afectada, por tanto instituye que la afiliación se limite a 750 individuos en cualquier tiempo, la cual es examinada dos veces al año por el staff de Community Shop.

Mostrar Comentarios

Comentarios

Deja un Comentario

 


Conocida periodista y activista revela cómo Nestlé busca privatizar el agua

En un video, Peter Brabeck, director ejecutivo de Nestlé, nos revela la verdadera filosofía detrás de esta corporación.

Conocida periodista y activista revela cómo Nestlé busca privatizar el agua

Abby Martin es una periodista independiente y activista estadounidense. En los últimos años ha sumado popularidad, pues creó entre otros proyectos su propio medio que promueve el periodismo ciudadano: Media Roots. En un capítulo reciente Martin describe cuál es la filosofía de Nestlé, que de por sí goza de una pésima reputación, respecto del agua. 

La periodista nos muestra una declaración de Peter Brabeck, director ejecutivo de Nestlé, quien argumenta que el agua debe responder a los criterios del mercado por tratarse de un alimento. Es decir, lo equipara, aún con su carácter único, a cualquier producto de la línea de alimentación; lo separa de su naturaleza como un derecho humano limitado y único, imprescindible para la supervivencia… 

Esta visión es la que ha permeado a muchas agendas políticas del mundo, entre ellas la de México.

“El agua es un producto comestible como cualquier otro, debe tener valor de mercado” dice Brabeck entre otros cuestionables argumentos. 

 Aquí puedes ver este video.

 

 
Mostrar Comentarios

Comentarios

  1. Gracias. Esta clase de información constituye un necesario y útil servicio a la sociedad

Deja un Comentario

 


Tercer golpe a los transgénicos en un año: invalidan argumentos de Monsanto en pro de comercialización de maíz transgénico en México

Hace unos meses se prohibió en dos estados la siembra de soya transgénica. Hoy, un tribunal ha descartado los argumentos de Monsanto para permitir la comercialización de maíz genéticamente modificado

Tercer golpe a los transgénicos en un año: invalidan argumentos de Monsanto en pro de comercialización de maíz transgénico en México

Desde noviembre de 2013 en México se han alcanzado algunos logros colectivos contra los transgénicos. Hace más de 1 año, gracias a un amparo de algunos ciudadanos, el magistrado Jaime Manuel Marroquín Zavaleta ordenó una medida precautoria que imposibilita, al menos temporalmente, la venta comercial de maíz transgénico en este país.

En Marzo pasado, dos comunidades mayas del estado de Campeche consiguieron detener los permisos de siembra de soya transgénica en esa entidad. Unos meses más tarde, en Yucatán, otras comunidades alcanzaron también la revocación de permisos de cultivo de soya transgénica del repudiado consorcio Monsanto. Hace pocos días, otra noticia emocionó a los activistas en contra del maíz transgénico en México, pues el Tercer Tribunal Colegiado en materia civil invalidó los argumentos presentados por Monsanto para liberar la comercialización del maíz transgénico.

Las victorias anteriores son una esperanzadora inyección de optimismo, más aún, considerando los pocos escrúpulos de esta empresa y la corrupción que ha caracterizado al sistema judicial mexicano. Parece increíble que justo la vía legal en este país esté haciendo restricciones en el tema de los transgénicos. Lo cierto es que la carga simbólica de estas resoluciones es profundamente alentadora en la lucha contra los transgénicos en este país.

 

Mostrar Comentarios

Comentarios

Deja un Comentario

 


¿Después de este video volverás a ordenar una hamburguesa con queso?

Este video quizá te convenza de ya nunca comer una hamburguesa con queso de ya sabes qué franquicias trasnacionales.

¿Después de este video volverás a ordenar una hamburguesa con queso?

Las hamburguesas tienen mala fama. Al menos aquellas que se venden casi en serie, en cadenas que todos conocemos porque están por todos lados. Se dice, por ejemplo, que las hamburguesas de las grandes franquicias trasnacionales tienen todo menos carne, o que por muchos años era usual lavarlas con amoniaco antes de cocinarlas, que se maquilan con mecánica obscenidad o incluso que no es extraño encontrar en su composición carne de caballo.

A esta poco honorable lista se suma ahora una posible evidencia del efecto que tiene el ácido hidroclórico sobre una clásica hamburguesa sencilla con queso de ya-sabes-dónde. ¿Por quéesta sustancia? Simple: porque es uno de los primeros ácidos que en tu estómago tiene contacto con los alimentos que consumes, uno de los primeros elementos que descomponen la materia para decidir si se convertirá en energía o solo se añadirá a esas reservas alrededor de tu cintura.

Y, como se ve en el video que acompaña esta nota, la hamburguesa no libra bien la prueba. Después de 3 horas y media sumergida en el ácido, su composición cambia a un cuerpo fofo, negruzco y sin embargo todavía reconocible. 

¿De qué están hechas esas hamburguesas como para que resistan así el efecto del ácido?

Sin duda  mejor optar por una deliciosa hamburguesa vegetariana.

 

Mostrar Comentarios

Comentarios

  1. El experimento me parece poco riguroso. La comida cae al estómago hecha papilla, masticada y preparada con las enzimas que contiene la saliva, además, el proceso digestivo no termina en el estomago, continúa en los intestinos grueso y delgado. No se observan comparaciones con otros tipos de comidas. También cabe destacar la falta de seriedad al momento de redactar la nota periodística, usando lenguaje ambiguo y abierto a debate, con falta de citación de fuentes fiables y corroborables. Todos los enlaces solo llevan al lector a otras páginas del mismo sitio web.

    Igual pienso que la comida de McDonalds o cualquiera de estas franquicias es todo menos saludable. Pero un poquito más de rigor, que hay personas que no somos nacidos ayer.

  2. Además, sería bueno que la “pre-masticaran” porque ninguna hamburguesa cae entera al estomago. Para ver que ocurre.

  3. Y por qué no hacen esa misma prueba con una hamburguesa vegetariana,
    o otro alimento para ver qué sucede que cambios tienen en comparación
    con esta prueba?????

  4. Y por qué no hacen esa misma prueba con una hamburguesa vegetariana, o otro alimento para ver qué sucede que cambios tienen en comparación con esta prueba?????

Deja un Comentario

 

Observatorio

Seguimiento a los asuntos ambientales y de ecología más urgentes de México.

Biblioteca Ecoosfera

Una compilación de lecturas (libros, ensayos, etc) disponibles en PDF sobre temas como sustentabilidad, medioambiente y salud.

Ir a Biblioteca